SADER Sin definir aún Reglas de Operación 2019

Sin definir aún Reglas de Operación 2019

2019 sin duda será un año que implicará importantes desafíos para la Agricultura Comercial. Los productores de granos, en conjunto con sus organizaciones, deberán encontrar el camino para ser más eficientes y competitivos en el contexto de un nuevo modelo para el campo que aplica el nuevo gobierno federal.

Al analizar  el presupuesto final aprobado para el campo, el departamento de Análisis y Estudios  Económicos de la Asociación de Agricultores del Río Culiacán (AARC) explica lo siguiente:

Recordando los importantes recortes que se presentaron en la propuesta original del ejecutivo (cerca del 30%)  diferentes grupos y asociaciones de campesinos se movilizaron en San Lázaro la semana pasada, al mismo tiempo de que diferentes figuras como el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) y la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES), de las cuales la AARC forma parte, hicieron un llamado a la Cámara de Diputados para aumentar los montos, sobre todo en Apoyos a la Comercialización, sanidades y concurrencia de los estados, elementos primordiales para las zonas más productivas del país.

Aumento para la SADER del 14.1 %

En el proceso de cabildeo, se logró un aumento del 14.1% para la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), siendo esta, el área más beneficiada de los cambios hechos al proyecto original enviado por el Ejecutivo a la LXIV Legislatura del Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 (PEF). De esa manera, SADER pasó de tener 57,343 millones de pesos asignados, a 65,434.

Asimismo, se establecieron algunos programas nuevos orientados en gran parte al desarrollo rural de las zonas centro, sur y sur-este del país:

  • Crédito Ganadero a la Palabra
  • Fertilizantes
  • Precios de Garantía a Productos Alimenticios Básicos
  • Producción para el Bienestar
  • Desarrollo Rural

Componentes que sufrieron mayor disminución

Por otro lado, algunos de los componentes que sufrieron mayores disminuciones en cuanto al presupuesto aprobado el año pasado es el de Capitalización Productiva Agrícola con el 55%, Estrategias Integrales de Política Pública Agrícola 55%, Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico Agrícola 62%, Mejoramiento Productivo.

En cambio, se rescató el Programa de Concurrencias con las Entidades Federativas (PCEF) , con un presupuesto igual al del 2018, de 2,000 mdp, el cual sirve para que los gobiernos locales puedan intervenir con estrategias que eleven la productividad agrícola o atender problemas y necesidades particulares del territorio, sean estas de capacitación, equipamiento, material biológico, insumos, entre otras.

En cuanto al Programa de Sanidad e Inocuidad, se aprobó un presupuesto 94% más grande, lo necesario para asegurar que se sigan implementando las medidas que permiten a México colocar sus productos sanos e inocuos en nuestras mesas y las de otros países.

Lo aprobado es el monto más bajo desde 2008

En este sentido, Mariano Ruiz Funes mencionó en El Financiero que, si bien, las modificaciones del PEC para el campo en 2019 son alegres comparándose con otros sectores, en sí mismo, el presupuesto obtenido es el más bajo desde 2008 y todavía 10.4% más bajo en términos reales, que el autorizado en 2018. Para Ruiz Funes, resulta claro que existen espacios para reducir e incrementar la eficiencia del gasto público en el sector, sin embargo, es preocupante que los cambios estructurales y financieros del presupuesto, tiendan a minimizar el apoyo a la generación de bienes públicos y el impulso a las actividades altamente productivas.

 

Comparativo del Presupuesto de Egresos de la Federación 2018 vs 2019

 

Tipo de Gasto PEF 2018 PPEF 2019 DIF %
Programa de Apoyos a la Comercialización (Agromercados sociales y sustentables) 9,463 6,707 -3.042 -31%
Programa de Fomento a la Agricultura

–          Proagro Productivo

16,580

9,463

2,887

0

-13,693

-9,463

-83%

-100%

Programa de Apoyos a Pequeños Productores 15,525 0 -15,525 -100%
Programa de Concurrencia con las Entidades Federativas 2,000 2,000 0 0%
Programa de Fomento Ganadero 3,123 500 -2,623 -84%
Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria 4,892 4,128 -764 -16%
Programa de Fomento a la Productividad Pesquera y Acuícola 2,226 1,217.1 -1,009 -45%
Programa de Productividad y Competitividad Agroalimentaria 4,312 1,208 -3,014 -70%
Totales 58,407 19,737 -38,670 -66%

 

Apoyos a la Comercialización aún sin reglas de operación

Para Sinaloa, el aumento de 24% en el tema de apoyos a la comercialización, que ahora se llama Agromercados Sociales y Sustentables (AMSYS), lo que antes era ASERCA, representa una base sólida con la cual trabajar, si el gasto se hace eficientemente; sin embargo, hasta el momento no se tiene total certidumbre de ello, ya que el programa aún no cuenta  con reglas de operación, las cuales sirven de guía o ruta para la aplicación de subsidios relacionados a la agricultura por contrato: coberturas e incentivo al ingreso objetivo.

Pese a que se transitó de 5,407 millones de pesos a 6,707 mdp aprobados en comercialización, este presupuesto todavía es 29.12 % menor al del año pasado. Para aumentar la certidumbre en esta parte, se espera la publicación de los lineamientos que permitan a los beneficiarios acceder a los apoyos, hasta ese momento se conocerán las cualidades del programa y sus componentes y se podrá determinar si se trata de un cambio de nombre o de cambios más estructurales y profundos, así como sus alcances e implicaciones sean estas positivas o negativas.

Conclusión

El presupuesto aprobado si mejora la propuesta inicial del ejecutivo, pero que está muy lejos de lo aprobado el año anterior, por lo que nos tocará remar contra corriente con menos recursos para el campo y sobre todo una disminución muy significativa de recursos participables para el Estado de Sinaloa.

Ahora solo nos queda seguir convenciendo a las autoridades que no desaparezcan la Agricultura por Contrato y que se publiquen las convocatorias lo antes posible, para aprovechar los precios actuales.

Por el lado de los horticultores, los recursos asignados, bien administrados, no deberían de perjudicar las sanidades, por lo que es necesario seguir avanzando de manera estratégica en el uso y manejo de ese recurso.