Verano AARC 2019 Un buen manejo de residuos de maíz contribuye a una mejor ganancia
julio 1, 2019
A pesar del clima, EU siembró más maíz qué en 2018
julio 1, 2019

Adaptaciones de maquinaria para reducir costos

Reducir costos siempre será un punto de interés para cualquier empresa agrícola, ya que, independientemente de su tamaño, se insertan en un sector altamente productivo y competitivo, en donde, enfrentan constantes alzas a los precios de los insumos y combustibles, sin olvidar que los apoyos de gobierno que existen para enfrentar esta situación son escasos.

Es por ello, que la Asociación de Agricultores del Río Culiacán (AARC) promueve, la adaptación de maquinaria para crear sistemas de reducción de costos, tema que será tratado el próximo 04 de julio durante el Verano AARC 2019 por el Ingeniero Tomás López, quien es un fuerte promotor de la agricultura de conservación, manejo integrado de plagas y adaptación de maquinaria para agricultura sustentable.

En este marco, entrevistamos al Ing. Leonardo Lugo, representante del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), para que nos explicara más a fondo los principales aspectos a considerar en nuestra región, para aquellos productores que estén interesados en reducir sus costos mediante dichos sistemas.

En Sinaloa, los métodos más utilizados en la llamada agricultura de conservación, son los de labranza reducida, labranza en franjas y siembra directa, mencionó el Ing. Lugo. La primera, se aplica usualmente, en casos donde los suelos presentan compactaciones periódicas y problemas como pastoreo de ganado vago, además, es el sistema más práctico para cultivos susceptibles al agua como frijol y garbanzo, dijo el ingeniero.

Por otro lado, la labranza en franjas es un método práctico para productores en zonas donde los suelos presentan gran cantidad de limo en su estructura (suelos de aluvión). Esta consiste en hacer dos pasos de maquinaria en fertilización, pre siembra y siembra. Por último, la siembra directa trata de reducir al mínimo las pasadas de maquinaria y conserva la mayor parte posible de rastrojo sobre la superficie del suelo, resultando en un sistema práctico para zonas de monocultivo de maíz.

En este sentido, Ing. Lugo señaló las principales ventajas de aplicar dichos sistemas:

a.         Reducción de costos de preparación de suelo (hasta 3,000 pesos/ha)

b.         Mejora las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo

c.         Mantiene la productividad (rendimiento).

d.         Reduce la erosión hídrica provocada por el riego y la lluvia.

De esta manera, los componentes básicos que se necesitan para comenzar a implementar los métodos de la agricultura de conservación, a equipos ya existentes son la fertilizadora y la sembradora adaptadas, aunque en el caso de la sembradora no se necesite siempre tal adaptación.

Según el experto, existen equipos especializados de bordeo, reformación de camas y de strip till (labranza en franjas) que se pueden adquirir una vez que se evalúe si la cantidad de hectáreas de cultivo y su productividad pueden generar un retorno real de la inversión. Sin embargo, Leonardo recalcó que no es indispensable comprar un equipo especializado para iniciarse en el sistema , ya que, el primer paso, consiste en adaptar un equipo fertilizador con un disco cortador, para fertilizar durante pre siembra, dejando la línea de siembra libre para la sembradora convencional después del riego de asiento. Los costos aproximados de estas adaptaciones van entre los 5,000 y 10,000 pesos por módulo de siembra, añadió.

Departamento de Estudios y Análisis Económico AARC