Enrique Rodarte asume presidencia de la AARC
marzo 5, 2019
La información, el nuevo cultivo valioso.
marzo 27, 2019

Crisis de comercialización y aumento de importaciones

La semana pasada, el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) dio a conocer los resultados de la actividad de comercio exterior durante el mes de febrero para los principales productos agrícolas de México, donde se muestra un incremento en la tendencia de importación de productos relevantes para Sinaloa como el maíz y el frijol.

En febrero se importaron alrededor de 1.15 millones de toneladas de maíz, del cual el 95% fue amarillo y el 5% restante fue blanco. Pese a que se importó 6% menos que en enero, las compras del país fueron 15% más alta en comparación al mismo mes del 2018, lo que lo convierte en el monto más grande en los últimos 5 años.

Entre enero y febrero las importaciones de maíz sumaron cerca de 2.4 millones de toneladas, 25% más de lo que se registró en las mismas fechas del año pasado, y representa el 14% del total importado durante 2018.

Esta noticia es como una cubeta de agua helada principalmente para los agricultores de nuestro estado, pese a que la mayoría del maíz importado es amarillo, y que en Sinaloa solo el 1% de esta superficie se destina a este tipo de cultivo, en el mercado pecuario competimos con el amarillo.

Por lo que al haber una mayor cantidad de grano en el mercado, existen probabilidades de que el precio que se comercialice fuera de la agricultura por contrato baje y afecte a los agricultores, así mismo los comercializadores pudieran encontrar dificultades para colocar el grano cosechado.

De esta situación surge la necesidad de que los productores sinaloenses comiencen a disminuir las hectáreas sembradas de maíz blanco y cambiar al amarillo, sin embrago este permutación se ve complicada si no se realiza de la mano de algún programa gubernamental que los motive e impulse.

Frijol

Otro producto donde se observa un importante aumento de las importaciones fue el del frijol blanco, que en febrero resultaron cerca de 795 toneladas, y al igual que el maíz, aunque es una cantidad menor a lo comprado en enero, en comparación al segundo mes de 2018 representa una expansión de 183%  o 514 toneladas más.

Con este resultado en lo que va del año se han importado 2 mil toneladas, que en relación al acumulado a febrero del año anterior, son 177% más o cerca de 1,300 toneladas más, lo que lo convierte en la segunda mayor cantidad importada más grande hasta febrero en los últimos 5 años.

Recordemos que el año pasado el precio del frijol estuvo a niveles muy bajos por el incremento de siembra de la leguminosa tanto en Sinaloa como en Nayarit, lo que afecto a muchos agricultores, y que en esta temporada ocasionó que la extensión sembrada se redujera a más de la mitad, de 79.3 mil hectáreas a 35.2 mil hectáreas.

Sin duda, este incremento fungirá de ancla para los incrementos de precio del frijol, así como para mantener controlados los datos de inflación, pero por otro merma la recuperación de los descalabros sufridos por los productores como los de Sinaloa, la temporada pasada.

Exportaciones

En cuanto al dinamismo de las exportaciones, Comparando las 93.5 mil toneladas vendidas al exterior en enero y febrero de este año, contra las cerca de 121 mil toneladas en los mismos meses de 2018, muestra claramente una disminución en el ritmo de las exportaciones.

En cambio el garbanzo ha comenzado bien, ya que en febrero se registró una exportación de 11.2 mil toneladas, que aunque representa un 12% menos que en enero, se ha comercializado más del cuádruple que las 2.5 mil toneladas del mismo mes de 2018.

Considerando también los datos de enero, las exportaciones suman 23.8 mil toneladas, un 409% más que los mismos dos meses del año pasado, y la cantidad más alta en comparación a los últimos 5 años.

Esto es consistente, ya que el año pasado hubo una sobre producción, debido a un aumento de las hectáreas sembradas de 38.8 mil hectáreas en la temporada otoño-invierno 2016-2017 a 94 mil hectáreas en 2017-2018, generando una sobreproducción y mayores inventarios,  lo que ha dado pasó a que aun cuando apenas iniciaban las cosecha del garbanzo, como se ven en los resultados ya se tenía una importante actividad comercial hacia el exterior.

Finalmente, en el tema hortícola, el tomate fresco o al segundo mes del año se han comercializado hacia el exterior 169.4 mil toneladas, de las cuales el 90% es principalmente rojo (los demás), 8% tomatillo y 2% Cherry. A comparación de enero, se envió un 10% menos de tomate.

En relación a 2018, estos productos hortícolas muestran un menor desempeño, ya que considerando enero y febrero de 2019 se contabilizan 357.9 mil toneladas de tomate, 2% menos que las 365.4 mil toneladas exportadas durante los mismos meses del año anterior.

Esta disminución se debe principalmente al tomate rojo (los demás) quienes a comparación de 2018 se han exportado 4% menos, al pasar de 336.6 mil toneladas a 324.2 mil toneladas. Mientras que el tomatillo y el tomate cherry han tenido un mejor desempeño comparándolos con el año pasado, ya que pasaron de 6.1 a 6.6 mil toneladas y de 22.6 mil toneladas a 27 mil toneladas respectivamente.

 

 

Fuente: Elaboración propia con datos del SIAP (Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera), SADER

Nota publicada en la sección de Agronegocios del periódico Noroeste el domingo 17 de marzo del 2019 por el Departamento de Estudios y Análisis Económico de la AARC.