La información, el nuevo cultivo valioso.
marzo 27, 2019
Pre criterios 2020: priorización 2.0
abril 10, 2019

Lineamientos de operación para comercialización de granos.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) los lineamientos de operación del programa de Agromercados Sociales y Sustentables (AMSYS)  para el 2019, el cual se dedica a resolver problemas de comercialización y dar certidumbre a las transacciones comerciales, mediante incentivos para certificaciones de calidad, capacitación técnica, infraestructura de almacenamiento de granos, comercialización de cosechas y servicios de información para la competitividad agrícola.

Entre sus aspectos más relevantes, está el aumento de la propuesta original de 30 hectáreas, a 50 hectáreas de riego y 100 hectáreas de temporal (cabe aclarar que el año pasado no se tenían este tipo de restricciones) para el Incentivo Complementario al Ingreso Objetivo, que al parecer, acepta una producción de 12 toneladas por hectárea como máximo por unidad participante, a expensas de posibles disminuciones de acuerdo a los datos históricos de productividad del beneficiario.

Entonces, con la base de comercialización de maíz establecida hasta el momento de 41 dólares (comunicado publicado el día de ayer de parte de SADER), más el precio internacional del maíz actual y el tipo de cambio, no llega al precio propuesto en el ingreso objetivo, por lo que con estas reglas AMSYS se compromete alcanzar los $3,960 pesos para los productores que cumplan con las hectáreas y los rendimientos comentados y participen en la Agricultura por Contrato.

Otro punto,  es la disminución de 75% a 50% de apoyo al costo de coberturas, en relación al año pasado, lo que representará mayores descuentos al productor. Además, se redujeron los montos para capacitación especializada de $300,000 pesos en 2018 a $200,000 pesos este año.

Asimismo, se abordaron de forma diferente los incentivos para certificaciones, ya que, hoy, se enfocan  en cubrir los costos de certificación y antes, abarcaban aspectos más amplios, como la iniciación de procesos de obtención de certificaciones, cuidado de estándares de calidad, sanidad e inocuidad.

Llama la atención, que los apoyos dedicados a desarrollar la infraestructura de almacenamiento de granos y servicios de información para la competitividad agrícola siguen siendo los mismos de forma nominal, pero, debido a la naturaleza y las condiciones del mercado y la inflación, son menores en términos reales.

Por todo lo anterior, se esperan menores ingresos a los productores, porque a pesar de que muchos podrán recibir los $3,960 del ingreso objetivo, las coberturas les costarán más por la disminución del apoyo y algunos no podrán tener ese precio para todas sus toneladas lo que representa una disminución significativa, que ahora tendrán tambien mayores costos de producción. Aún cuando se limitaron los peores escenarios, esto no deja de ser negativo para los productores y la economía del Estado.

Departamento de Estudios y Análisis Económico.